BUITRES

copy-life-of-kevin-carter-the04-1-g-medium-high

a la memoria del fotógrafo Kevin Carter (1960-1994)

 

 

Kevin Carter enfocó con cuidado / el buitre no podía haber sido más oportuno. / Era un bicho enorme / precioso / bien alimentado / como un buitre africano.

Gotas de sudor corrían por la frente de Kevin / el calor distorsionaba la imagen / todo era un espejismo / ese olor a tierra sucia. / Sudán 1993/ el teleobjetivo aplasta la imagen / todo parece cercano / hasta el buitre parece cerca del niño Kong Nyong / el niño famoso que todos dieron por muerto / pero el chivo de la boda fue Kevin / le hicieron pagar caro su premio / hasta mataron a su amigo en Johannesburgo. /Kevin espero un instante que el buitre abriera sus alas / era mejor para el encuadre / no había riesgos para el niño ocupado en vaciar sus raquíticos intestinos / años después cuando el monóxido de carbono invadía sus pulmones tal vez Kevin recordó ese instante.

El buitre estaba bien alimentado / podía esperar / el niño había estirado al máximo esa espera / y Kevin ya no podía esperar mas / disparó su cámara varias veces y se fue en el avión que traía “ayuda humanitaria” / después de todo, él solo era un fotógrafo.

Después todo es historia / esa foto ganó un premio / y Kevin se ganó el odio del mundo / hambre y desnutrición siguieron siendo los amos de la vida y la muerte en la tierra de los diamantes y el coltán.

No hubo un buitre para el triste final de Kevin / ni testigos privilegiados / ni siquiera un poco de piedad.

Kevin no conoció al corresponsal de guerra argentino Ignacio Ezcurra, asesinado en Vietnam por la CIA / por comprometerse demasiado. Kevin no conoció a Ezcurra, tal vez lo esté buscando. / Sería bueno que en el momento en que se encuentren / haya mucho, pero mucho whisky.

 

 

© Francisco Alberto Chiroleu

de “Ceremonias” Ediciones Vela al Viento (2016)

time-100-influential-photos-kevin-carter-starving-child-vulture-87-high

Anuncios